Ópera y conciertos en Praga

Teatro de los Estados


I, € 55
II, € 47
III, € 43



La Cenicienta, Ópera de G. Rossini

La Cenicienta, Ópera de G. Rossini

Viendo y escuchando La Cenerentola (La Cenicienta) – la estupenda obra de Gioachino Rossini incluida en el programa de esta temporada del Stavovské divadlo, el Teatro de los Estados de Praga – uno se pregunta cómo su compositor pudo crear su propia Cenicienta en tan poco tiempo. Aparentemente Rossini no comenzó a trabajar en esta ópera hasta el 23 de diciembre de 1816; suponiendo que ya había terminado de escribir antes del día de su estreno, el 25 de enero de 1817 en el Teatro Valle de Roma, contó solamente con treinta y tres días para crear una obra maestra que muchos consideran un logro aún mayor que su brillante El barbero de Sevilla.

Basado en el cuento Cendrillon (Cenicienta) de Charles Perrault, La Cenicienta de Rossini evita la magia para contar más bien la historia humana que subyace en el cuento de hadas del maestro francés. Una fiesta organizada por el príncipe Ramiro es la oportunidad que el liante don Magnífico ha estado esperando para salvar de la penuria a sus poco deseables hijas y a sí mismo. Está convencido de que la velada terminará con el príncipe eligiendo a Clorinda o Tisbe como novia; en cuanto a Angelina, su hijastra, aunque en realidad poco más que una criada en su familia adoptiva, Don Magnífico no piensa ni por lo más remoto que ella pudiese ser la elegida.

Afortunadamente, tanto para Ramiro como para Angelina, Alidoro, el preceptor del Príncipe, ya ha determinado que Angelina es la mujer más digna para el Príncipe. En su palacio, el Príncipe Ramiro y su valet, Dandini, intercambian sus identidades para conseguir que Magnifico, Clorinda y Tisbe terminen mostrándose tal y como son. Mientras tanto, Angelina – la Cenicienta – acapara todas las miradas cuanto entra en el baile.

Si bien Rossini no tiene ninguna duda sobre hacia qué personajes debemos tener simpatía, se asegura de que todos ellos tengan su momento de gloria en el escenario. Así, de la magnífica cavatina Miei rampolli femminili de Don Magnifico, en la que riñe a sus hijas por haberle despertado, a la cabaletta del Príncipe Ramiro Sì, ritrovarla io giuro tras su declaración de amor hacia Angelina, y al rondò final Nacqui all'affanno e al pianto, que muestra la generosidad de Angelina al suplicar a su príncipe que perdone la deshonestidad de su familia, las melodías de esta magnífica obra son igual de intensas a lo largo de toda la ópera.




image National Theatre Prague / Národní Divadlo