Ópera y conciertos en Praga

Teatro Nacional de Praga


I, € 33
II, € 31



La zorrita astuta, Ópera de Leoš Janáček

La zorrita astuta, Ópera de Leoš Janáček

La inspiración para la contemplación del círculo de la vida de Leoš Janáček, La zorrita astuta (ópera originalmente titulada “Příhody lišky bystroušky”, Las aventuras de la zorrita astuta en español) es quizá una de las más inusuales que puedan encontrarse en el género. Su libreto, escrito por el propio compositor, se basa en una serie de una tira cómica del escritor Rudolf Těsnohlídek y con ilustraciones del artista Stanislav Lolek, titulada Liška Bystrouška (La zorrita astuta), la cual fue publicada por primera vez en el diario checo Lidové noviny en 1920.

Compuesta en sus últimos años y estrenada en Brno el 6 de noviembre de 1924, cuando Janáček había cumplido ya los setenta, la ópera del compositor es más melancólica que la historia original de Těsnohlídek. Los historiadores creen que la obra refleja la tristeza en la vida personal de Janáček, consecuencia de su amor no correspondido por Kamila Stösslová, una mujer ya casada y casi cuarenta años más joven que su admirador.

Aunque los animales del bosque en La zorrita astuta comparten algunas de las cualidades de sus homólogos humanos, no hay ninguna hermosa antropomorfosis al estilo de Disney en el mundo de Janáček. Es más bien a través de sus poderes para cantar que comprendemos sus instintos; se trata de personajes cuyas vidas, a pesar del idilio pastoral en que habitan, son una lucha diaria por la supervivencia.

La protagonista de la historia de Janáček, la zorrita, es capturada por un guardabosques cuando es todavía pequeña. Se escapa, pero no antes de enseñar a una parvada de pollos un par de lecciones. La zorrita experimenta el amor y la maternidad, pero la bala de un cazador furtivo acaba con su vida. En la escena final, el guardabosques reflexiona tristemente sobre la muerte de la zorrita, justo antes de ver a uno de sus traviesos cachorros. Anticipando la promesa de nuevos comienzos, intenta atrapar a las crías de la zorrita pero, en su lugar, coge una rana: un eco del momento en el que, al principio de la ópera, otra rana que perseguía un mosquito, se posa en su nariz, lo que confirma la naturaleza cíclica de la existencia.

La zorrita astuta, representada en esta ocasión en el Teatro Nacional de Praga (Národní divadlo), era una obra tan querida por Janáček que, a petición suya, su conmovedora escena final fue interpretada en su funeral. La ópera cuenta con parte de sus más hermosas composiciones musicales y es indudablemente melódica; Janáček llevó al límite las reglas de la tonalidad pero, a diferencia de algunos de sus contemporáneos, nunca las abandonó por completo.




image Teatro Nacional de Praga / Národní Divadlo